Protocolo por el COVID-19

3 de junio de 2021

 

¿POR QUÉ NECESITAMOS SEGUIR LOS PROTOCOLOS?

Entonces el diablo llevó a Jesús a la ciudad santa, lo puso en el pináculo del templo y le dijo: Si eres Hijo de Dios, tírate. Porque escrito está: Él dará a sus ángeles el cargo de ti, y en sus manos te llevarán en alto, para que no tropieces con tu pie en una piedra. Jesús le dijo: Por otra parte, está escrito: No pondrás a prueba al Señor tu Dios.” [Mateo 4: 5–7]

 

DIRECTRICES ANTES DE LLEGAR A LA IGLESIA

AVISO: Solo aquellos que hayan sido completamente vacunados (deberán mostrar evidencia) podrán entrar a la iglesia.

 

(1) Aquellos que deseen recibir los Santos Misterios en la Divina Liturgia deben hacer una cita.

(2) Los Santos Misterios se comunicarán a través de un Lavítha [o Lzhítza] individual, DESPUÉS DE LA CONFESIÓN.

(3) Todos aquellos que deseen recibir los Santos Misterios deben recitar las Oraciones de Preparación para la Sagrada Comunión antes de llegar a la Iglesia. (descargar Libro de Oraciones aquí)

(4) Los comulgantes realizarán las abluciones [y consumirán antidora] antes de salir del templo.

 

A LA LLEGADA A LA IGLESIA [Y ASSMCA] 

(5) Maneje con cuidado al ingresar al complejo ASSMCA.

(6) Si ha tenido COVID-19, debe traer una certificación [prueba de laboratorio] que confirme que ahora está libre de la enfermedad y presentarla a la hermana [Poslušnica] Ksenija al llegar a la Iglesia.

(7) Si tiene fiebre, tos, ardor en la garganta, congestion nasal, gotereo nasal u otros síntomas relacionados a COVID-19, influenza o catarro-- POR FAVOR QUÉDESE EN CASA.

(8) La hermana [Poslušnica] Ksenija tomará la temperatura de todas las personas en los predios.

(9) Si tiene una temperatura superior a 37,0° C [o 98,6° F], debe abandonar inmediatamente las instalaciones.

(10) Todas las personas [incluidos los niños mayores] en los predios deben usar una mascarilla en todo momento.

(11) Todas las personas en la propiedad deben mantener una distancia física [6 pies] de los demás en todo momento.

(12) Si la Iglesia está llena al nivel de capacidad máxima, párese afuera bajo la carpa y escuche los Servicios de la Iglesia.

(13) Evite la conversación y concéntrese en los servicios de la iglesia. La cantidad de palabras que salen de vuestra boca revela la condición de vuestro corazón, es decir, vuestra condición espiritual, porque "el que cierra los labios es hombre de entendimiento" [Proverbios 17:28], pero "el necio multiplica las palabras" [Eclesiastés 10:14].

(14) Está PROHIBIDO deambular por las instalaciones.

(15) Nadie podrá entrar en la sacristía a través de la Iglesia por ningún motivo.

(16) Quienes no cumplan no pueden permanecer en las instalaciones.

 

PARA ENTRAR Y PERMANECER EN LA IGLESIA

(17) Sólo la puerta principal de la Iglesia estará abierta para el uso de los fieles.

(18) Toda persona que ingrese a la Iglesia [incluidos los niños mayores] debe usar una máscarilla en todo momento, a menos que el sacerdote le indique lo contrario.

(19) CANTAR dentro de la Iglesia está PROHIBIDO; SÓLO cantará el Cantor.

(20) Toda persona que entre en la Iglesia realizará las reverencias y postraciones habituales.

(21) Toda persona que entre a la Iglesia se inclinará ante los íconos sagrados, pero no besará, tocará ni abrazará los Iconos.

(22) Toda persona que ingrese a la Iglesia se inclinará ante el clero, pero no se acercará al clero en busca de una bendición ni besará las manos del clero.

(23) Toda persona que entre a la Iglesia puede encender velas.

(24) Nadie se acercará ni entrará al altar.

(25) Nadie se acercará al puesto del Cantor.

 

DESPUÉS DE SALIR DE LA IGLESIA

(26) No se permiten reuniones fuera de la Iglesia.

(27) Después de los servicios, debe regresar inmediatamente a su automóvil y salir de la propiedad.

(28) No se deben consumir alimentos ni bebidas en los predios de la Iglesia.

(29) Los comulgantes regresarán a sus hogares y recitarán las Oraciones de Acción de Gracias después de la Sagrada Comunión. (descargar Libro de Oraciones aquí)

(30) Conduzca con cuidado al salir del complejo ASSMCA.

 


Mensaje de nuestro pastor

13 de marzo 2020, 5:00 p.m.

 

A los fieles y amados hijos de la Iglesia Ortodoxa Rusa de San Espiridión en Unión con la Antigua Roma:

Durante este tiempo cuaresmal, que conduce a la brillante resurrección de Cristo, también nos encontramos en un momento en el que muchos están afectados por el miedo ante la propagación del nuevo Coronavirus o COVID-19, ya que infecta y afecta a personas de todo el mundo. Puesto que muchos se preguntan cómo abordar la situación/circunstancias actuales, les escribo durante esta segunda semana del Gran Ayuno para compartir el consuelo de Cristo y de nuestra Iglesia, y para ofrecer la respuesta y el curso de acción particulares de nuestra parroquia.

La Iglesia de Cristo ha resistido fielmente y sobrevivido a innumerables enfermedades, epidemias y plagas, tanto pequeñas como grandes, a lo largo de su historia. Cada miembro de la Iglesia sabe que no es parte de una institución mundana o hecha por el hombre, sino del Cuerpo místico de Cristo. En la Iglesia, nos alimentan la comida, no de los hombres, sino de los ángeles. Nos inspira la verdad, no de este mundo, sino por Dios mismo. Somos gobernados, no por el miedo mundano que crece y engendra más miedo, sino por la paz de Cristo que "sobrepasa todo entendimiento", y trae consuelo inquebrantable, ya sea en tiempos de paz o de peligro (cf. Filipenses 4:7).

 

En el momento presente, por tanto, les exhorto a recordar: No temas, porque Dios te redimió; te puso nombre, suyo eres tú (Isaías 43:1)

 

No permitan que las preocupaciones terrenales los sacudan del fundamento firme, que es una fe sin obstáculos en el Dios Viviente, que sana a los enfermos y restaura a los compungidos de corazón.

La situación actual puede ser motivo de desesperación para muchos que nos rodean, pero en la Iglesia, y en nuestra vida cristiana, continuamos sin disuasión en todo lo que Dios ha entregado en nuestras manos para la salvación de nuestras almas.

Nuestros gobiernos locales, estatales y federales han emitido [y seguirán emitiendo] varias instrucciones y protocolos para manejar y controlar la propagación y los efectos de este nuevo desafío de salud. Instamos a todos nuestros fieles a que conozcan estas instrucciones prácticas y a que se adhieran a estas instrucciones con calma y sensatez, llevando a cabo en paz y fielmente los asuntos de la vida cotidiana.

Además, a medida que se establecen restricciones de viaje, cuarentenas y otras medidas, instamos a los feligreses de la Iglesia Ortodoxa Rusa de San Espiridión en Unión con la Antigua Roma a que se adhieran a las directivas gubernamentales en sosiego y calma. En todas esas cosas debemos ser ejemplos para el mundo de la piadosa confianza en Dios, que no conduce a la alarma indisciplinada, sino más bien a una continuación de la vida con un espíritu inquebrantable y una confianza inalterada en la Voluntad Divina.

Durante el desarrollo temprano de la crisis COVID-19 en nuestra isla, nuestro deseo, intención y propósito era continuar la celebración de nuestros ritos, costumbres y Servicios Divinos en nuestro Templo en Trujillo Alto. Sin embargo, el Administrador del Centro Transicional a Vida Independiente de ASSMCA, que es una agencia gubernamental del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, se comunicó con el Muy Reverendo Protopresbítero Dr. Peter DiLeo-Vuliç para informarnos que el Centro ASSMCA Trujillo Alto estará en cuarentena [...].

 

DURANTE ESE TIEMPO, NO TENDREMOS ACCESO A NUESTRO TEMPLO PARA LA CELEBRACIÓN DE LOS SERVICIOS DIVINOS.

 

Aunque no tendremos acceso a nuestro Templo [...], continuaremos nuestra oración común y la vida comunitaria través de Internet. Instamos también a nuestros fieles a mantener un contacto regular con el clero y entre sí a través de la continuación por teléfono, los mensajes de texto, los chats, el correo electrónico y otras tecnologías disponibles, alentándose unos a otros, edificándose unos a otros y satisfaciendo las necesidades de los demás (cf. I Tesalonicenses 5:11).

 

¡No tengan miedo!

 

Como cantamos con tanta frecuencia en estos días de Cuaresma, 

S nami Bog! (¡Dios está con nosotros!) 

Recuerden que nuestro Dios es misericordioso y amoroso; y es rápido para escuchar, sanar y salvar.

Con toda bendición, y en el amor de Cristo,
Archimandrita Andrew
Su humilde e indigno siervo,
y el más bajo de los monjes, empero, Príncipe-Abad